EL FANTASMA DEL CASTILLO DEL PARADOR DE SIGÜENZA

Fenómenos extraños que ocurren en el Parador Nacional de Sigüenza se atribuyen al fantasma de doña Blanca


Felipe Alonso, gran periodista turístico, estudioso de las ciencias ocultas y un experto en las leyendas y tradiciones españolas, presentó en el 2011 su libro Leyendas de Paradores, acompañado del presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez. Alli se recuperan algunas de las leyendas, historias y anécdotas más significativas de la historia de España ligadas a la red de Paradores de Turismo. 

Ahora nos hacemos eco del capitulo dedicado al Castillo Medieval de Sigüenza, del siglo XII y que hoy se ha reconvertido en un Parador Nacional. Alli pasea un huésped muy especial, un fantasma controvertido, porque para algunos es, nada más y nada menos, que Doña Blanca de Borbón, hija del duque Pedro I de Borbón y de Isabel de Valois , y sobrina del rey de Francia, Carlos IV El Hermoso. 

Doña Blanca, nacida en Francia en 1339, tenía apenas quince años cuando llegó a la corte de Castilla y León para ser reina. Joven, bella, rubia y de ojos azules. 

El 2 de julio de 1352 se firma el tratado de alianza entre Francia y Castilla y el contrato matrimonial, el cual es ratificado cinco días después en Francia por el rey Juan II y el 4 de noviembre del mismo año, el rey Pedro hacía lo mismo en Castilla. Su presencia estaba destinada a culminar la alianza de Castilla y Francia, a través de su casamiento con Pedro I, rey de Castilla y León, más conocido como Pedro I el Cruel. 

El matrimonio entre el rey Pedro de Castilla y Blanca de Borbón se celebra en Valladolid el 3 de junio de 1353, pero al segundo día, y dicen que sin que se consumara el matrimonio, el Rey la repudió. Éste partió para reunirse con su amante, María de Padilla, con quien ya mantenía una relación desde hacía tiempo, y ya tenía descendencia. Por orden de su marido, Blanca fue hecho presa en Toledo, pero debido a las presiones politicas, las liberó momentaneamente. 

En 1355 fue encarcelada de nuevo, siendo ella reina, en el Castillo del Obispo de Sigüenza, en una pequeña celda de la torre más meridional

Blanca de Borbón permaneció presa en Sigüenza cuatro años rodeada por los caballeros que la escoltaban, su capellán, el tesorero y un secretario, además de una dama de compañía. Su situación fue empleada por los seguidores del hermano bastardo del rey, Enrique de Trastámara, para buscar una alianza entre Aragón y Francia, y con la excusa de liberar a la reina, derrocar a Pedro I El Cruel. 

En 1359 fue trasladada a El Puerto de Santa María, probablemente al ahora conocido como Castillo de Doña Blanca. Y ya en 1631 Pedro I ordenó su traslado a Medina Sidonia, donde la confinó en la torre del Alcázar, conocida como de doña Blanca. Poco después, en ese mismo año, Blanca de Borbón fue asesinada de un tiro de ballesta por orden de su esposo, aunque hay otra versión que afirma que fue envenenada. 

Ya en nuestros dias, en 1975, el arquitecto Dr. Picardo, constructor del actual Parador, hizo a su antojo una celda real con su reja a la entrada de un cuarto de unos seis metros cuadrados con unos azulejos del siglo XVI, donde nunca hubo más que una sencilla puerta, pero que el vulgo, sin fundamento histórico alguno denominó Torre de Doña Blanca. Puede leerse a la entrada, en una cartela de cerámica talaverana puesta allí por el citado arquitecto un resumen de toda la historia que acabamos de relatar. 

El hecho es que si bien doña Blanca murió muy lejos de Sigüenza, en este Parador, más de una persona, tanto clientes como trabajadores, afirman haber sentido una presencia extraña, y algunos cuentan haber visto una especie de nebulosa con forma de mujer que flota en el aire y recorre los pasillos del lugar durante la noche. De hecho se ha bautizado como el fantasma de doña Blanca

Según parece, numerosas personas que se han registrado como clientes del Parador, han aprovechado su estancia para reunirse y hacer prácticas espiritistas, a pesar de que no estén consentidas por la dirección del centro. 

Sin embargo, muchos opinan que el posible fantasma que deambula por el lugar no sea el de Doña Blanca, ya que murió en Medina Sidonia y no en el casillo. Proponen que se trata del espíritu de don Bernardo de Agen. Nacido en Aquitania en 1080 y muerto en Huertahernando (Guadalajara) en 1152, fue un eclesiástico aquitano, de la Orden de Cluny, líder militar de la reconquista de Sigüenza y primer obispo de su diócesis. 

Haciendo historia, diremos que don Bernardo de Agen, siendo Arzobispo de Toledo, tomó la ciudad de Segontia (hoy Sigüenza) por las armas el 22 de enero de 1.124 a los almorávides, y reconquistó con tropas castellanas la alcazaba (el futuro castillo), reinando en Castilla doña Urraca. Con Bernardo de Agen comienza la construcción de la Catedral, lo que hizo que aumentara considerablemene la poblacion y el asentamiento de comerciantes, artesanos, canteros y vidrieros en torno a la catedral.

Durante los treinta y un años que duró su obispado, tuvo que enfrentarse a la permanente presión de los árabes; según la tradición murió batallando contra ellos en el Vado de las Estacas de Huertahernando, a orillas del Tajo, en 1152. Su cuerpo fue sepultado en la catedral de Sigüenza. 

Uno de los casos más significativos que apoyan de que se trata del fantasma de Bernardo de Agen, es el ocurrido con ocasión de una convención celebrada en el Parador, donde la pantalla de proyección se cayó en dos ocasiones sin que nadie la tocara. Este suceso viene descrito en uno de los folletos informativos que el Parador de Sigüenza ofrece a sus clientes.

  • Folleto del Parador:Es el caso, que con ocasión de una convención, desprendióse la pantalla explicativa, colgada en alguno de los muros de tan histórico recinto. El maestro/monitor de tan prometedor alumnado decidió atribuir el pequeño suceso a la mágica intervención del Fantasma del Castillo.

    Al siguiente día los participantes fueron nuevamente sobrecogidos por un nuevo e insólito desprendimiento del mismo panel… A la vista del repetido acontecimiento, alguno de los doctos asistentes decidió que el tal Fantasma, sin duda, tenía que ser un hombre, puesto en estas cosas solo suceden ante la presencia de mujeres…

    Fue así acordado por unánime decisión -con la complicidad manifiesta de los prefesionales de este Parador- que toda esta mágica y sorprendente actuación no era ni más ni menos que la venganza del Fantasma de Fray Bernardo, primer Obispo de este Castillo que aún anda vagando por estos pasillos…
    Desde entonces, el Fantasma de Fray Bernardo viene mostrando su potencia y presencia en este Castillo/Parador.

Buscando por internet, en paginas de opinines sobre alojamientos turisticos, podemos encontrar varias opiniones de clientes, que hacen referencia a algunos acontecimientos extraños en el Parador. Por supuesto, con todas las reservas de estos comentarios, los copio a continuacion.

  • tripadvisor.es : Con Fantasma y todo! .Opinión escrita por DukeBan el 8 octubre 2013.
    Reservamos por teléfono una habitación doble en el Parador y al llegar no tenían nuestra reserva,nos ofrecieron por unos 10? más la habitación de la torre.Aceptamos. Cual fue nuestra sorpresa al ver la habitación,era totalmente medieval Y en la mesilla había un escrito sobre el fantasma que allí habitaba La hija de un rey que fue encerrada en la torre y vagaba durante siglos. Nuestra estancia era de fin de semana.
    Todo maravilloso,el castillo muy bien conservado, lo único el ruido de la habitación de arriba. Como todo es artesonado,se escuchaba los pasos,la puerta,correr muebles.al principio pensamos que era algún grupo de visita,al escuchar correr los muebles que eran los empleados del parador.
    Cuando fuimos a pagar la cuenta el Domingo por la mañana. Y nos preguntaron que tal la estancia desde el viernes comentamos que todo maravilloso,el pueblo,la comida en fin todo menos el ruido que se escuchaba en la habitación de arriba durante toda la noche.Habitacion de arriba? Si encima de la habitación de la Torre no hay nada!Nos quedamos de piedra.Asi que otro motivo más para visitar este fantástico Parador Fantasma Inofensivo pero ruidoso.Totalmente recomendable! Se alojó el noviembre de 2012, viajó en pareja
  • ciao.es : EXPERIENCIA PARANORMAL – SIGÜENZA CASTILLO. .Opinión escrita por Aries16 el 31 marzo 2004.
    Espero que no paséis demasiado miedo pues la historia que voy a relataros es mitad verdad mitad ficción. ¿Por qué? os preguntáréis, pues por mi mala memoria, cuando de algo no me acuerdo, los sustituyo por mi gran imaginación, recurso que siempre guardo en el fondo de mi armario mental. Una tarde cualquiera de un día cualquiera de fin de semana, mi marido y yo llegamos al incomparable PARADOR DE SIGÜENZA, famoso en la zona y verdaderamente espectacular, en cuanto a decoración de la época medieval. 
    Después de la desilusión que me llevé al descubrir que no nos han concedido una habitación que tenga cama con dosel, pues era un capricho mio, ¡ya ves tú que tontería! y darme las explicaciones oportunas de que tendría que haberlo solicitado al pedir la reserva, nos vamos de paseo por el CASTILLO y vamos descubriendo cosas que nos parecen muy interesantes. Descubrimos una iglesia (parecía de forma templaría, esto no lo se seguro) que se veía a traves de una pequeña ventana abierta en el segundo piso del castillo, no muy lejos de allí, encontramos una puerta de madera con una especie de ventana con reja, que supusimos era una cárcel donde debió tener encerrada allí el dueño del castillo a una esposa suya, creo recordar por haberle sido infiel (creo que Doña Blanca). 
    Ya cansados de revisar el castillo, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo y comprar unos recuerdos de adornos para la casa (unos platos de barro dibujados) que aún conservo. Ya en la habitación y después de dormirse mi marido, (lo anterior no os lo pienso contar, por mucho que insistáis, es muy personal) me quedé viendo un poco la tele, echaban una de miedo, que ya había visto un par de veces, pero allí en el castillo, tomaban otro cariz las escenas. 
    Apagué la luz, sentí algo de frío, era verano, pero yo me tapé con la sábana y la colcha, y noté como unas sombras negras se paseaban descaradamente sobre mí, pensé que esto era imposible, pues la habitación estaba completamente oscura y no entraba ni un ápice de luz. En fín, no le di demasiada importancia y pensé que eran los efectos secundarios de la película que acababa de ver. Al poco tiempo, noté un pellizco en la pierna y me dije ¿a que se me ha dormido? suponiendo por el frio que notaba, cada vez más. El siguiente pellizco que noté fue en la nalga, por decirlo más fino y comencé a pensar que mi marido quería más guerra y encendí la luz de la mesilla de noche. Estaba mi osito de peluche más dormido que nunca, ¡Vah! imaginaciones mías, estoy como una cabra, a ver si puedo dormirme de una vez! 
    Pero el siguiente pellizco me dolío un poco más que los anteriores y comencé a frotarme las piernas para ver si entraba en calor. Inmediatamente me tape la cabeza con la ropa de cama y quedé ahi dentro como queriendome proteger, no se bien de que, pero entonces sucedió lo que si me empezó a dar miedo, cosa que no acostumbro, pues soy muy temeraria y presumo de valiente. UNA GRAN BOLA BLANCA Y TRANSPARENTE se acercaba y escuchad iba deprisa y a la vez retrocediendo, no se bien lo que estaba ocurriendo, pero cuando noté esa bola blanca más grande y más cerca de mí, entonces salté de mi cama de 90cm, a la de mi osito y me abracé a el como si no lo hubiera hecho nunca y cerré los ojos, pensando ¡ pellizcame todo lo que quieras pero no pienso abrir los ojos hasta que no me duerma!
    Más que miedo era intranquilidad y mi marido, por más que le llamaba parecía que había tomado sedantes, por que no se despertaba. Al final conseguí quedarme dormida y a la mañana siguiente, me comentó que había notado algo raro en la habitación y me decía que por qué no hablaba, que me pasaba, al final le conté todo lo sucedido y me dijo que él también había notado algo, pero que el sueño le había vencido y no le dió mayor importancia. 
    En fín, conozco cantidad de gente que han ido a este Parador y nadie me ha comentado nada, por lo que pienso que fué solo cosa mía y que no tiene por que volverme a ocurrir, pero por si acaso ya no vuelvo a ir a paradores ni a castillos a dormir, solo a hoteles recién construidos, si puede ser. Besos a todos y no creáis todo lo que he contado, pues puede ser solo producto de mi gran IMAGINACION

EnlacesCastillo Parador de SigüenzaCastillo en WikipediaTorre del homenaje 1929Excursion a SigüenzaUn sueño medievalFin de semanaDoña Blanca de BorbónwikipediaRevista contemporánea – 14 agosto 1881La web de biografiasRevista La Puerta del SolUna reina desdichadaPeriodico Flores y abejas: 7 agosto 1985La actual celda del Parador no es autenticaDon Bernardo de AgenWikipediaEscritos de Antonio Herrera CasadoVisperas de Siempre, novela histórica de Francisco VaquerizoEnlacesDocumentacionFelipe Alonso. Leyendas de Paradores. 2011Presentacion del libro de Felipe AlonsoFolleto de Paradores de TurismoHistorias de fantasmasBlog de DamadenegroLa bitacora del mideoVoces del otro ladoLugares malditosRevista AvalonOpinion TrypAdvisor.esOpinion ciao.es
icon-car.pngFullscreen-Logo
SIGÜENZA (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

SIGÜENZA (GU) 41.064291, -2.641214 SigüenzaEL FANTASMA DEL CASTILLO DEL PARADOR DE SIGÜENZAFenómenos extraños que ocurren en el Parador Nacional de Sigüenza se atribuyen al fantasma de doña Blanca

Deja un comentario