SUSPIROS EN LOS MUROS DE LA IGLESIA DE ALMONACID DE ZORITA

(septiembre de 1986)

El pueblo de Almonacid de Zorita estaba sobresaltado porque los vecinos escuchaban unos suspiros entre los muros de la iglesia de Santo Domingo, y que eran causados por un espíritu.


Transcurría el mes de septiembre de 1986. Los habitantes de Almonacid de Zorita estaban alterados. En la iglesia parroquial de Santo Domingo de Silos, en uno de los muros de la parte derruída por el paso del tiempo, se escuchaban claramente unos suspiros

El origen de esos suspiros no pudo ser descubierto. Hasta el mes de julio de 1987 se fueron repitiendo los sonidos, esporádicamente, a cualquiera que se acercara por el muro de la iglesia. 

Al final, todo el pueblo dió por buena la explicación más lógica: los suspiros podrían ser ocasionados por alguna paloma que se cobijara entre las piedras del muro. generándose un efecto acústico curioso. 

Pero no todos pensaban lo mismo. Algunos atribuyeron los suspiros al espíritu de Manuel Ballesteros. Esta es la historia que me contó un vecino del pueblo. 

En el siglo XIX, don Manuel Ballesteros Hernandez era un vecino acaudalado de Almonacid, que falleció en 1900. En su testamento ordenaba la creación de una capellanía con una pequeña iglesia, que llamó de los Dolores, mantenida por un capellan. Ua vez terminado el templo, alli se trasladaron sus restos en 1907. 

Las capellanias, fundamentalmente eran obras pías instauradas en la Iglesia Católica, mediante las cuales el fundador, generalmente una persona acaudalada, dejaba en su testamento una cantidad de dinero que se ponía en renta, para que con las ganancias se pagara la realización de un número determinado de misas por la salvación de su alma. 

Con el paso del tiempo, ya en en la decada de los 90, fue derribada para construir viviendas en su solar. Se salvaron sus cristarelas de colores, que se colocaron en la nave del Evangelio de la iglesia de Santo Domingo de Silos. Alli fueron trasladados los restos de Manuel Ballesteros, donde descansa junto con los de sus familiares, en una pequeña capilla, que está lindando con el muro de los suspiros

Hoy en dia, la capellanía está regida por un patronato, y es administrada por el Obispado de Siguenza. 

Estos hechos fueron el origen de la leyenda de que el espíritu del capellán Manuel Ballesteros era el causante de los suspiros en el muro, como queriendo advertir que no está contento con lo sucedido. Un modo de protesta desde el más allá.



linksProtagonistasFallecimiento de Manuel Ballesteros. Periodico Flores y Abejas. 5-julio-1900Apertura Iglesia de los Dolores. Periodico La Region. 17-dic-1907Wikipedia CapellaniaEnlacesFuentes documentalesWeb de Lamardeverde. Iglesia de Santo Domingo de SilosRaquel Fuentes. Leyendas religiosas y oraciones piadosas de la Baja AlcarriaAntonio Herrera Casado. Historia de Almonacid de Zorita. 2003
icon-car.pngFullscreen-Logo
ALMONACID DE ZORITA (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

ALMONACID DE ZORITA (GU) 40.330197, -2.853312 Almonacid de Zorita (septiembre de 1986)SUSPIROS EN LOS MUROS DE LA IGLESIA DE ALMONACID DE ZORITAUna cruz luminosa salió de entre las nubes encima de la ermita del pueblo, en la Edad Media. Fue un caso investigado por la Inquisición

MANUELA, EL FANTASMA DEL CASTILLO DE RIBA DE SANTIUSTE

Otra historia de fantasmas, esta vez en un castillo, envuelta en unos origenes truculentos y potenciada sobre todo por los medios de comunicación.


INTRODUCCION.
Una de las historias de fantasmas más conocidas en nuestra provincia es la que narra la existencia del espiritu de una mujer en el castillo de Riba de Santiuste, pedanía de la cercana Sigüenza. Popularmente se la conoce como el fantasma de Manuela. 

Y todo esto se lo debemos a Iker Jimenez, que en su programa de televisión Cuarto Milenio emitido el 15 de octubre de2006, narraba de una forma mas o menos creible las experiencias paranormales de gente que habia estado en el castillo. A partir de ese momento, cientos de curiosos se acercaron alli para saciar su curiosidad, y disfrutar del inmejorable entorno que ofrece Riba de Santiuste. Desde entonces, no han faltado grupos de investigacion paranormal que han publicado en internet sus psicofonias y videos de fantasmas, contando en sus webs sus experiencias con Manuela. 

HISTORIA DEL CASTILLO
El castillo de Riba de Santiuste tiene sus origenes en una construccion arabe construida en el siglo IX en época andalusí con el fin de defender la zona de la reconquista castellana. Se trataba de una posición estratégica y plaza fuerte, ya que desde alli su vista alcanza extensos panoramas, y por el negocio de las salinas de la zona, que durante muchos siglos fueron una gran fuente de riqueza. 

En 1085 la zona fue conquistada por las tropas de Alfonso VI de Castilla; y en 1129 Alfonso VII de Castilla donó las fortificaciones y el pueblo al obispado de Sigüenza, que estaba encabezado por su obispo fray Bernardo de Agén, que financió la reconstrucción y ampliación del castillo. 

En 1451 las tropas del infante Juan de Navarra toman, entre otras fortalezas de la zona, el castillo de Riba de Santiuste, quitandoselo a los castellanos, y que utilizaron como cuartel para ostigar a la ciudad de Sigüenza. En agosto de 1452 las tropas del obispo Fernando de Luján, bajo el mando del deán Diego López de Madrid, reconquistaron un año despues para Castilla el castillo de Riba de Santiuste, tras un gran asedio de hambre y sed. 

El castillo pudo todavía jugar un papel en los diversos conflictos bélicos que han recorrido estas desventuradas tierras: Guerra de Sucesión en 1710, Guerra de la Independencia en 1811, partidas carlistas… y mucho más reciente nuestra Guerra Civil 1936 donde hubo numerosas bajas. 

En 1973 fue subastado por el Estado, y tras largos avatares, terminó en manos de un paricular, Enrique Calle Donoso, que lo cedió a la organización Nueva Acrópolis , de carácter neofasctista, teosofica y esoterica, como lugar de realización de sus actividades politicas y parapsicologicas, hasta que sufrió un ultimo incendio y quedó cerrado y prácticamente abandonado hasta dia de hoy. 

Vemos que el castillo, a lo largo de la historia, ha sufrido conquistas e incendios que han arrasado con el, y que las ultimas reconstrucciones han dejado al castillo en una sombra de lo que fue. 

EL FANTASMA DE MANUELA
El nacimiento de la historia del fantasma del castillo es muy reciente. Las investigaciones del periodista David Cuevas y del historiador Juan Jose Sanchez-Oro preguntando entre los escasos vecinos que viven en el pueblo, confirman que nunca habian oido hablar de esta leyenda del fantasma, pero sí de otras muchas en relacion al castillo: la historia de la gallina de los huevos de oro, la del cerro del ahorcado, o la de la subida de los muertos, y que quedan perfectamente reflejadas en el folklore de la zona. 

Pero ha sido en los últimos años cuando han surgido diversas historias, relatos, testimonios de fenómenos paranormales acaecidos en el interior del castillo y relacionados supuestamente con apariciones espectrales. El más famoso de ellos es el de la «dama blanca»; diversas personas del pueblo aseguraban observar a una mujer ataviada con una larga túnica blanca que se asomaba a las almenas del castillo, e incluso algunos afirmaban haber escuchados sus lamentos. Estas apariciones se hicieron bastante populares, e incluso la mujer fue bautizada por los habitantes de la Riba como el fantasma de Manuela

Pero ¿quien era Manuela?. Todo indica que su nombre apareció por primera vez en una sesión de ouija. Quizá en una de tantas sesiones espiritistas y esotericas que se hacían habitualmente, cuando el grupo nueva acropolis estaba alli asentado. 

La voz popular nos ofrece dos posibilidades. La primera opciones que Manuela, según las leyendas de la zona, en la epoca de la Reconquista, alla por el siglo XI, era la hija del señor del castillo, y omitiendo sus deberes de fidelidad ante su matrimonio de conveniencia se enamoró de un joven cristiano con el que mantuvo una relación, su padre al enterarse hace justicia decapitando a Manuela en la pila de una de habitaciones del castillo. Desde entonces el espíritu de Manuela lleva siglos vagando por pasillos y salas del castillo buscando respuestas que expliquen su cruel muerte. Según esta leyenda, el padre, después de darse cuenta de lo que había hecho, arrepentido acabo con su vida, y también se le escucha penando en las entrañas del Castillo. 

La segunda opcion apunta a que Manuela seria el espiritu de una mujer, una cantinera que acompañaba a los soldados en el asedio del castillo en 1452, a los que cuidaba cuando estaban enfermos, y les proporcionaba amor en las frias noches castellanas, y que murió de forma trágica entre sus muros Eso si, unos dicen que estaba con las tropas castellanas del dean López de Madrid, y otros con los soldados navarros dentro del castillo. 

Un claro ejemplo de cómo va naciendo una historia a partir de los relatos de gente que ha visto o sentido algo extraño en el castillo. 

ANTONIO JOSE ALES Y SU PROGRAMA MEDIANOCHE
El periodista Antonio Jose Ales, en la decada de los ochenta, hacia un programa radiofónico en la cadena SER titulado Medianoche, con una temática del misterio y de los enigmas, desde un punto de vista periodistico y siempre con un toque esceptico. (Me permito recoger la historia de la web www.castillodelariba.com donde queda todo perfectamente narrado).

El equipo de Medianoche ya había tratado este tema en varios de sus programas radiofónicos a raiz de un comentario que les hicieron unos chavales. A Antonio José Alés y a Mariano Revilla les pareció un tema interesante y acudieron al castillo varias veces, alguna de ellas acompañados por hasta un autocar de oyentes del programa, pero nunca les sucedió ninguna cosa extraña fuera de lo normal. 

Pero en una de esas visitas, en el año 1981, acudieron un equipo más reducido de 7 periodistas y técnicos con la finalidad de realizar un programa de prueba para emitirlo por la televisión. Entre los componentes del equipo se encontraban: Antonio José Alés (director del programa Medianoche); Chema Fernández (actualmente ingeniero de telecomunicaciones y profesor de imagen y sonido y por entonces técnico del programa); Mariano Revilla (hoy en día director de programas y producción en la SER); Juan Poseu (empresario actualmente); Isabel García (productora de Medianoche y ahora subdirectora de recursos humanos en la SER); Almudena Belda y Antonio Chao Fernandez. Por aquel entonces Tony Chao vivía en el castillo al ser amigo y guardaespaldas del dueño del castillo, Enrique Calle. 

Tony Chao es un periodista que trabajó en su momento para TVE, y que pertenecia desde 1973 a la orden Nueva Acropolis, y que gracias a su amistad con Enrique Calle, alias El Duende, consiguio que le cediera el castillo para organizar actos y eventos de la orden, a cambio de que los miembros de la misma se lo reconstruyeran. Evidentemente era el que abrió el castillo a Antonio Jose Ales y sus compañeros para el rodaje de una dramatizacion para el programa de prueba. 

Querían recrean una pseudoaparición de un fantasma. Se colocaron diversas alarmas y volumétricos en un pasillo que la gente conocía como el «pasillo de las apariciones» por ser donde más sucedían sucesos extraños en el castillo. En concreto al final del pasillo hacia la escalera de subida se colocó un sensor infrarrojo; en la mitad del pasillo una barrera de ultrasonidos, y al comienzo del pasillo una barrera de infrarrojos. Todos ellos estaban conectados con cables a un aparato central, al parecer situado en una habitación que daba al pasillo antes mencionado, y que Chema Fernández le bautizó como «UVI». Si saltaba cualquier sensor, sonaba una sirena y señalaba la alarma que se habia disparado. 

La secuencia de la dramatización consistía en que se disparaban las alarmas, acto seguido subían al pasillo varios componentes del equipo y para rematarlo, aparecía un espectro realizado con cartulinas, con polvo en el aire y con un foco en contra. Para disparar las alarmas habian pensado en recurrir a Toni Chao, que tenía que pasar por alli para que que saltaran intencionadamente las alarmas. 

Pero ocurrió lo inesperado. Antes de que Tony subiera a dispararlas, saltaron mientras el equipo cenaba y descansaba. Todos se preguntaron qué había pasado y le dijeron a Toni si había sido él, pero éste lo negó y los demás cayeron en la cuenta de que materialmente no pudo ser ni Toni por que no le habría dado tiempo ni ninguno de ellos, ya que estaban todos allí. 

Todos se preguntaron qué había sucedido si ninguno de ellos pudo hacerlas saltar, y entre todos ellos se extendió la idea de que pudo hacerlas saltar ese fenómeno sobrenatural del que antes habían oido hablar. 

Antonio José Alés sugirió entablar conversación con ese ente, fenómeno, o lo que fuera, y hacerlo a través de una especie de código: un sí consistiría en que sonaran dos alarmas; y un no en que sonara una alarma. Y no solo eso, si no que sugierieron al fenómeno cual de los sensores de ultrasonidos o infrarrojos tenía que hacer saltar, el del final o el del medio. Todo ese resultado lo verían reflejado en la «UVI». 

la primera pregunta consistió en si era una mujer, a lo que contestó con un sí (dos alarmas). 
La segunda consistía en que si la molestaban, la respuesta fue no (una alarma).
La tercera fue si quería que ellos se fueran del castillo, a lo que la contestación dijo que sí (dos alarmas).

La verdad es que, en principio, parece una incongruencia las respuestas a la segunda y a la tercera pregunta.

Isabel García, en ese instante en el pasillo «…algo pasó entre mi y J.A. Gonzalez, algo…una especie de corriente eléctrica…». 
El fenómeno contestaba inteligentemente y al ritmo de las preguntas. Los testigos estimaban que no pudo ser casualidad, no pudo ser un insecto o un animal, ya que el equipo tuvo control visual del pasillo en todo momento. Hubo un momento de histeria entre algunos de los componentes. 

Ales decició no hacer más preguntas, y todos se volvieron al salón principal asustados.
En ese momento, algo se oyó en un micrófono que estaba situado en el salón superior al pasillo «de las apariciones» y que estaba conectado a un altavoz en el salón principal. Se oyeron voces, como una conversación. Hablaban dos voces masculinas con palabras ininteligibles. Quizá fuera una emisora de radio que se pudo colar. Tony Chao y otro componente cogieron dos cuchillos y linternas y subieron al salón superior por si hubiera alguna persona intrusa. 

Arriba no había nadie. Cuando se bajan se empiezan a oir otra vez las voces a traves del altavoz conectado al micro de la sala de arriba. Los testigos hablan de una sensación de agobio, de frío, como si alguien te estuviera mirando mientras lees. Este tipo de fenómeno es exactamente el mismo que se contaba en las historias de gente que habia sentido cosas extrañas en el castillo, y que circulaban de boca en boca. 

En otra visita posterior del equipo de Medianoche, Chema Fernandez volvió con más gente, subieron a ese salón de arriba cuatro o cinco personas, se sentaron en unas colchonetas y apagaron las linternas. En completa oscuridad, oyeron pasos de varias personas pasando por delante de ellos, que se dirigían a una pared que daba al vacío, al barranco, pero se oía como si pasaran por un pasillo. Encendieron las linternas, pero no vieron nada. Esos pasos continuaban como por un pasillo, pero ahí lo único que había era el vacío. Nunca más volvieron a poner alarmas ni ultrasonidos en el pasillo. 

Antonio José Alés no contó nunca lo ocurrido en la radio, pero sí escribió algunos articulos para la revista Diez Minutos, en su seccion titulasa Casos Insólitos. Todos los miembros del equipo salieron bastante impactados de esa experiencia. 

IKER JIMENEZ Y PROGRAMA CUARTO MILENIO.
El suceso del equipo de Medianoche no era demasiado conocido fuera del entorno del mundo del misterio.
Pero la historia se hizo tremendamente popular cuando el periodista Iker Jimenez la divulgó en su programa de televisión Cuarto Milenio el 15 de octubre de 2006, en la temporada 2, programa numero 42. 

Despues de 25 años, Iker volvió a reunir a muchos de los que estaban presentes aquel dia de 1981. Con una serie de entrevistas, narraban lo sucedido y sus experiencias personales, y todavía se les ponían los pelos de punta recordándolo. 
La historia contada en televisión tuvo mucho impacto entre la audiencia del programa, y el tema del fantasma del castillo se puso de moda, y fue abordado por las revistas y programas especializados en el tema del misterio. 

Desde entonces, se multiplicaron las visitas al castillo, que entonces ya estaba abandonado, pese a ser una propiedad privada. Multitud de curiosos subian hasta alli para ver si veian al fantasma. Grupos de jovenes se reunian alli de noche para hacer investigaciones paranormales, con medios tecnicos sofisticados, en busca de la foto o de la psicofonia de Manuela. Toda una parafernalia que lo que hace es aumentar la leyenda del castillo de Riba de Santiuste.



EnlacesCastillo de Riba de SantiusteCastillo en Wikipediael castillo en youtubeweb de historia histgueb.netblog de Ribainforural.comBlog de Abandono y RuinasFotografias de nocheperiodico El Pais, 31 de enero de 2003Esquema en inforapid.orgLeyendas del fantasmaMora decapitada por su padreRevista Enigmas numero 165Web rutas y leyendasWeb cybercastilloforo ConspiranoicosPrensa de la Guerra Civil 1936la Libertad. 29 agosto 1936El avisador numantino. 2 septiembre 1936Labor. 10 septiembre 1936Nueva AcropolisWikipediaWeb de Nueva Acropolis EspañaWeb de Rodriguez. Articulo en revista Tiempo 13-mayo-1985
icon-car.pngFullscreen-Logo
RIBA DE SANTIUSTE (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

RIBA DE SANTIUSTE (GU) 41.198451, -2.705727 Riba de SantiusteMANUELA, EL FANTASMA DEL CASTILLO DE RIBA DE SANTIUSTEOtra historia de fantasmas, esta vez en un castillo, envuelta en unos origenes truculentos y potenciada sobre todo por los medios de comunicación.

EL FANTASMA DEL NIÑO DEL COLEGIO DIOCESANO

Las leyendas urbanas de actualidad son los mitos y leyendas de antiguo. La historia del fantasma de un niño que recorre los pasillos de su colegio es un claro ejemplo de ello


María del Pilar Villaverde Embid publicó en revista de folclore número: 231 del año 2000, un magnífico artículo titulado MITOS Y LEYENDAS TERRORIFICOS: DEL MUNDO RURAL A LA TRADICION URBANA

Recoge un buen numero de casos de fantasmas, espiritus, cuentos y leyendas, englobados bajo el manto del folklore y cultura popular. No puedo dejar de citar una de las breves historias recopiladas en el mismo. 

ESPIRITUS Y FANTASMAS
Sobre espíritus y fantasmas son innumerables la cantidad de testimonios que se pueden recoger en casi todos los pueblos o ciudades, y principalmente entre la gente joven, quien, tal vez motivada por el misterio que estas historias generan, se interesan en conocer todo tipo de historias relacionadas con espíritus que luego utilizarán en sus veladas terroríficas. 
Gran parte de los testimonios recogidos presentan a espíritus de difuntos que vuelven al lugar donde han vivido, bien para vengarse de quien les quitó la vida, bien para dar avisos a sus familiares más cercanos sobre tragedias que les pueden acaecer, o simplemente para comunicarles algo que en vida les ocurrió y no pudieron transmitir. 
Los informantes aseguran que a estos espíritus se les puede escuchar, incluso hablar con ellos, y que en algunos casos, se hacen visibles. Cuando el espíritu da un anuncio, éste se cumple. 
(…) 
Otro gran número de historias nos cuentan las venganzas llevadas a cabo por espíritus que regresan al lugar de su muerte en fechas señaladas. 
Una vez, en el colegio diocesano de Guadalajara, (Cardenal Cisneros de Guadalajara) hace ya muchos años, murió uno de los alumnos internos la última noche del curso. Ahora el día último de clase dicen que se le ve andar por los pasillos y que a quien se encuentra le dice que lo va a matar, porque no se sabe por qué murió o qué le pasó. 
(…) 
Informante: Luismi, 15 años, I.E.S. Arcipreste de Hita. Azuqueca de Henares (Guadalajara).



linksRevista de FolkloreNumero 231. Año 2000.ArticuloEnlacesVariosWeb del Colegio Diocesano
icon-car.pngFullscreen-Logo
GUADALAJARA (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

GUADALAJARA (GU) 40.620859, -3.153977 GuadalajaraEL FANTASMA DEL NIÑO DEL COLEGIO DIOCESANOLas leyendas urbanas de actualidad son los mitos y leyendas de antiguo. La historia del fantasma de un niño que recorre los pasillos de su colegio es un claro ejemplo de ello

PATRO, LA CURANDERA DE LOS POBRES

Patrocinio García Carlero, más conocida por «Patro». Cualquiera que se acercara al pueblo, aunque no supiera su nombre, la encontraba preguntando entre los vecinos por «la curandera de Cabanillas».


Nació un 30 de junio de 1906. Desde su juventud, siempre se ha considerado una curandera, en una época donde el curanderismo estaba perseguido por la Guardia Civil por tratarse de una intrusión en la práctica de la medicina. Solía decir que nació con el don de curar, una gracia divina, y que había que sufrir mucho por ello. 

Fotografia de A. de Juan, publicada en «Nueva Alcarria» el 15 de Julio de 1988

En relación con este «don», contaba que, de pequeña, había tenido una visión. Estando a oscuras en la cama, se le apareció la Santisima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, que la llamaba a curar, sobre todo a los pobres, débiles y necesitados. Era un don de Dios dirigido a la pobreza.

 
Su primera curación la hizo con su padre. En su familia eran nueve hermanos, y su padre trabajaba de picapedrero en Meco, y tenía fuertes dolores en las piernas. Sus hermanas le daban friegas con alcohol o colonia en las piernas pero el dolor continuaba. En una ocasión, cuando no estaban ellas, Patro le dio las friegas y mejoró. Cuando se iban turnando, su padre notaba que si el masaje se lo daba ella, el dolor remitía y mejoraba muchísimo. Se corrió la voz en Cabanillas, y empezaron a venir vecinos y amigos, y asi, poco a poco, empezó a curar a la gente.

Fotografia de Raquel Triguero, para el periodico «El Decano» del 18 de mayo de 1999

Patro no hacia milagros, no podia curar un cancer ni casos desahuciados. Ha atendido de todo menos huesos. Los enfermos que recurrían a ella eran de todas la capas sociales, incluso un ministro le fue a visitar. Pero lo que hacia era, sobre todo, ayudar a aquellos que venian con problemas, y no podían pagarla. No cobraba nada por sus servicios, y dejaban la voluntad como muestra de agradecimiento, y que muchas veces se lo daba a un necesitado. Se podría haber hecho rica, pero no fue asi y siempre vivió en la humildad.

El sistema que utilizaba Patro en sus prácticas curativas se basaba en una variante de la imposición de manos, con el Padrenuestro, y un pañuelo empapado en colonia, al que le hacia unas cruces y que se debía pasar por las zonas doloridas del enfermo. Utilizaba lo que ella llamaba «posesionarse», es decir, recibir y sentir el dolor del paciente en su propio cuerpo, en un momento de gran concentración.

También le daba al paciente el «agua del sereno», un poco de agua que habia estado al sereno toda la noche, para que la beba. No utilizaba ningún tipo de hierbas.

No hacía falta que el enfermo estuviera delante, bastaba con una fotografía del mismo, y le entregaba el pañuelo y el agua del sereno al que venia en su nombre para que lo hiciera en su casa.

Su más preciado tesoro era una imagen de la Virgen del Carmen, que le regaló la madre de una niña que no podía andar ni apenas hablar, sin esperanzas por los médicos, y que ella la curó.

Su familia cuidó de ella en sus últimos años, sobre todo su hija Marisol y su nieta Marga. Un montón de nietos y biznietos hacen que su recuerdo perdure en el tiempo en su pueblo, Cabanillas del Campo. Patro, la curandera de los pobres. 



icon-car.pngFullscreen-Logo
CABANILLAS DEL CAMPO (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

CABANILLAS DEL CAMPO (GU) 40.637300, -3.236400 Cabanillas del CampoPATRO, LA CURANDERA DE LOS POBRESPatrocinio García Carlero, más conocida por \"Patro\". Cualquiera que se acercara al pueblo, aunque no supiera su nombre, la encontraba preguntando entre los vecinos por \"la curandera de Cabanillas\".

EL FANTASMA DEL CASTILLO DEL PARADOR DE SIGÜENZA

Fenómenos extraños que ocurren en el Parador Nacional de Sigüenza se atribuyen al fantasma de doña Blanca


Felipe Alonso, gran periodista turístico, estudioso de las ciencias ocultas y un experto en las leyendas y tradiciones españolas, presentó en el 2011 su libro Leyendas de Paradores, acompañado del presidente de Paradores de Turismo, Miguel Martínez. Alli se recuperan algunas de las leyendas, historias y anécdotas más significativas de la historia de España ligadas a la red de Paradores de Turismo. 

Ahora nos hacemos eco del capitulo dedicado al Castillo Medieval de Sigüenza, del siglo XII y que hoy se ha reconvertido en un Parador Nacional. Alli pasea un huésped muy especial, un fantasma controvertido, porque para algunos es, nada más y nada menos, que Doña Blanca de Borbón, hija del duque Pedro I de Borbón y de Isabel de Valois , y sobrina del rey de Francia, Carlos IV El Hermoso. 

Doña Blanca, nacida en Francia en 1339, tenía apenas quince años cuando llegó a la corte de Castilla y León para ser reina. Joven, bella, rubia y de ojos azules. 

El 2 de julio de 1352 se firma el tratado de alianza entre Francia y Castilla y el contrato matrimonial, el cual es ratificado cinco días después en Francia por el rey Juan II y el 4 de noviembre del mismo año, el rey Pedro hacía lo mismo en Castilla. Su presencia estaba destinada a culminar la alianza de Castilla y Francia, a través de su casamiento con Pedro I, rey de Castilla y León, más conocido como Pedro I el Cruel. 

El matrimonio entre el rey Pedro de Castilla y Blanca de Borbón se celebra en Valladolid el 3 de junio de 1353, pero al segundo día, y dicen que sin que se consumara el matrimonio, el Rey la repudió. Éste partió para reunirse con su amante, María de Padilla, con quien ya mantenía una relación desde hacía tiempo, y ya tenía descendencia. Por orden de su marido, Blanca fue hecho presa en Toledo, pero debido a las presiones politicas, las liberó momentaneamente. 

En 1355 fue encarcelada de nuevo, siendo ella reina, en el Castillo del Obispo de Sigüenza, en una pequeña celda de la torre más meridional

Blanca de Borbón permaneció presa en Sigüenza cuatro años rodeada por los caballeros que la escoltaban, su capellán, el tesorero y un secretario, además de una dama de compañía. Su situación fue empleada por los seguidores del hermano bastardo del rey, Enrique de Trastámara, para buscar una alianza entre Aragón y Francia, y con la excusa de liberar a la reina, derrocar a Pedro I El Cruel. 

En 1359 fue trasladada a El Puerto de Santa María, probablemente al ahora conocido como Castillo de Doña Blanca. Y ya en 1631 Pedro I ordenó su traslado a Medina Sidonia, donde la confinó en la torre del Alcázar, conocida como de doña Blanca. Poco después, en ese mismo año, Blanca de Borbón fue asesinada de un tiro de ballesta por orden de su esposo, aunque hay otra versión que afirma que fue envenenada. 

Ya en nuestros dias, en 1975, el arquitecto Dr. Picardo, constructor del actual Parador, hizo a su antojo una celda real con su reja a la entrada de un cuarto de unos seis metros cuadrados con unos azulejos del siglo XVI, donde nunca hubo más que una sencilla puerta, pero que el vulgo, sin fundamento histórico alguno denominó Torre de Doña Blanca. Puede leerse a la entrada, en una cartela de cerámica talaverana puesta allí por el citado arquitecto un resumen de toda la historia que acabamos de relatar. 

El hecho es que si bien doña Blanca murió muy lejos de Sigüenza, en este Parador, más de una persona, tanto clientes como trabajadores, afirman haber sentido una presencia extraña, y algunos cuentan haber visto una especie de nebulosa con forma de mujer que flota en el aire y recorre los pasillos del lugar durante la noche. De hecho se ha bautizado como el fantasma de doña Blanca

Según parece, numerosas personas que se han registrado como clientes del Parador, han aprovechado su estancia para reunirse y hacer prácticas espiritistas, a pesar de que no estén consentidas por la dirección del centro. 

Sin embargo, muchos opinan que el posible fantasma que deambula por el lugar no sea el de Doña Blanca, ya que murió en Medina Sidonia y no en el casillo. Proponen que se trata del espíritu de don Bernardo de Agen. Nacido en Aquitania en 1080 y muerto en Huertahernando (Guadalajara) en 1152, fue un eclesiástico aquitano, de la Orden de Cluny, líder militar de la reconquista de Sigüenza y primer obispo de su diócesis. 

Haciendo historia, diremos que don Bernardo de Agen, siendo Arzobispo de Toledo, tomó la ciudad de Segontia (hoy Sigüenza) por las armas el 22 de enero de 1.124 a los almorávides, y reconquistó con tropas castellanas la alcazaba (el futuro castillo), reinando en Castilla doña Urraca. Con Bernardo de Agen comienza la construcción de la Catedral, lo que hizo que aumentara considerablemene la poblacion y el asentamiento de comerciantes, artesanos, canteros y vidrieros en torno a la catedral.

Durante los treinta y un años que duró su obispado, tuvo que enfrentarse a la permanente presión de los árabes; según la tradición murió batallando contra ellos en el Vado de las Estacas de Huertahernando, a orillas del Tajo, en 1152. Su cuerpo fue sepultado en la catedral de Sigüenza. 

Uno de los casos más significativos que apoyan de que se trata del fantasma de Bernardo de Agen, es el ocurrido con ocasión de una convención celebrada en el Parador, donde la pantalla de proyección se cayó en dos ocasiones sin que nadie la tocara. Este suceso viene descrito en uno de los folletos informativos que el Parador de Sigüenza ofrece a sus clientes.

  • Folleto del Parador:Es el caso, que con ocasión de una convención, desprendióse la pantalla explicativa, colgada en alguno de los muros de tan histórico recinto. El maestro/monitor de tan prometedor alumnado decidió atribuir el pequeño suceso a la mágica intervención del Fantasma del Castillo.

    Al siguiente día los participantes fueron nuevamente sobrecogidos por un nuevo e insólito desprendimiento del mismo panel… A la vista del repetido acontecimiento, alguno de los doctos asistentes decidió que el tal Fantasma, sin duda, tenía que ser un hombre, puesto en estas cosas solo suceden ante la presencia de mujeres…

    Fue así acordado por unánime decisión -con la complicidad manifiesta de los prefesionales de este Parador- que toda esta mágica y sorprendente actuación no era ni más ni menos que la venganza del Fantasma de Fray Bernardo, primer Obispo de este Castillo que aún anda vagando por estos pasillos…
    Desde entonces, el Fantasma de Fray Bernardo viene mostrando su potencia y presencia en este Castillo/Parador.

Buscando por internet, en paginas de opinines sobre alojamientos turisticos, podemos encontrar varias opiniones de clientes, que hacen referencia a algunos acontecimientos extraños en el Parador. Por supuesto, con todas las reservas de estos comentarios, los copio a continuacion.

  • tripadvisor.es : Con Fantasma y todo! .Opinión escrita por DukeBan el 8 octubre 2013.
    Reservamos por teléfono una habitación doble en el Parador y al llegar no tenían nuestra reserva,nos ofrecieron por unos 10? más la habitación de la torre.Aceptamos. Cual fue nuestra sorpresa al ver la habitación,era totalmente medieval Y en la mesilla había un escrito sobre el fantasma que allí habitaba La hija de un rey que fue encerrada en la torre y vagaba durante siglos. Nuestra estancia era de fin de semana.
    Todo maravilloso,el castillo muy bien conservado, lo único el ruido de la habitación de arriba. Como todo es artesonado,se escuchaba los pasos,la puerta,correr muebles.al principio pensamos que era algún grupo de visita,al escuchar correr los muebles que eran los empleados del parador.
    Cuando fuimos a pagar la cuenta el Domingo por la mañana. Y nos preguntaron que tal la estancia desde el viernes comentamos que todo maravilloso,el pueblo,la comida en fin todo menos el ruido que se escuchaba en la habitación de arriba durante toda la noche.Habitacion de arriba? Si encima de la habitación de la Torre no hay nada!Nos quedamos de piedra.Asi que otro motivo más para visitar este fantástico Parador Fantasma Inofensivo pero ruidoso.Totalmente recomendable! Se alojó el noviembre de 2012, viajó en pareja
  • ciao.es : EXPERIENCIA PARANORMAL – SIGÜENZA CASTILLO. .Opinión escrita por Aries16 el 31 marzo 2004.
    Espero que no paséis demasiado miedo pues la historia que voy a relataros es mitad verdad mitad ficción. ¿Por qué? os preguntáréis, pues por mi mala memoria, cuando de algo no me acuerdo, los sustituyo por mi gran imaginación, recurso que siempre guardo en el fondo de mi armario mental. Una tarde cualquiera de un día cualquiera de fin de semana, mi marido y yo llegamos al incomparable PARADOR DE SIGÜENZA, famoso en la zona y verdaderamente espectacular, en cuanto a decoración de la época medieval. 
    Después de la desilusión que me llevé al descubrir que no nos han concedido una habitación que tenga cama con dosel, pues era un capricho mio, ¡ya ves tú que tontería! y darme las explicaciones oportunas de que tendría que haberlo solicitado al pedir la reserva, nos vamos de paseo por el CASTILLO y vamos descubriendo cosas que nos parecen muy interesantes. Descubrimos una iglesia (parecía de forma templaría, esto no lo se seguro) que se veía a traves de una pequeña ventana abierta en el segundo piso del castillo, no muy lejos de allí, encontramos una puerta de madera con una especie de ventana con reja, que supusimos era una cárcel donde debió tener encerrada allí el dueño del castillo a una esposa suya, creo recordar por haberle sido infiel (creo que Doña Blanca). 
    Ya cansados de revisar el castillo, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo y comprar unos recuerdos de adornos para la casa (unos platos de barro dibujados) que aún conservo. Ya en la habitación y después de dormirse mi marido, (lo anterior no os lo pienso contar, por mucho que insistáis, es muy personal) me quedé viendo un poco la tele, echaban una de miedo, que ya había visto un par de veces, pero allí en el castillo, tomaban otro cariz las escenas. 
    Apagué la luz, sentí algo de frío, era verano, pero yo me tapé con la sábana y la colcha, y noté como unas sombras negras se paseaban descaradamente sobre mí, pensé que esto era imposible, pues la habitación estaba completamente oscura y no entraba ni un ápice de luz. En fín, no le di demasiada importancia y pensé que eran los efectos secundarios de la película que acababa de ver. Al poco tiempo, noté un pellizco en la pierna y me dije ¿a que se me ha dormido? suponiendo por el frio que notaba, cada vez más. El siguiente pellizco que noté fue en la nalga, por decirlo más fino y comencé a pensar que mi marido quería más guerra y encendí la luz de la mesilla de noche. Estaba mi osito de peluche más dormido que nunca, ¡Vah! imaginaciones mías, estoy como una cabra, a ver si puedo dormirme de una vez! 
    Pero el siguiente pellizco me dolío un poco más que los anteriores y comencé a frotarme las piernas para ver si entraba en calor. Inmediatamente me tape la cabeza con la ropa de cama y quedé ahi dentro como queriendome proteger, no se bien de que, pero entonces sucedió lo que si me empezó a dar miedo, cosa que no acostumbro, pues soy muy temeraria y presumo de valiente. UNA GRAN BOLA BLANCA Y TRANSPARENTE se acercaba y escuchad iba deprisa y a la vez retrocediendo, no se bien lo que estaba ocurriendo, pero cuando noté esa bola blanca más grande y más cerca de mí, entonces salté de mi cama de 90cm, a la de mi osito y me abracé a el como si no lo hubiera hecho nunca y cerré los ojos, pensando ¡ pellizcame todo lo que quieras pero no pienso abrir los ojos hasta que no me duerma!
    Más que miedo era intranquilidad y mi marido, por más que le llamaba parecía que había tomado sedantes, por que no se despertaba. Al final conseguí quedarme dormida y a la mañana siguiente, me comentó que había notado algo raro en la habitación y me decía que por qué no hablaba, que me pasaba, al final le conté todo lo sucedido y me dijo que él también había notado algo, pero que el sueño le había vencido y no le dió mayor importancia. 
    En fín, conozco cantidad de gente que han ido a este Parador y nadie me ha comentado nada, por lo que pienso que fué solo cosa mía y que no tiene por que volverme a ocurrir, pero por si acaso ya no vuelvo a ir a paradores ni a castillos a dormir, solo a hoteles recién construidos, si puede ser. Besos a todos y no creáis todo lo que he contado, pues puede ser solo producto de mi gran IMAGINACION

EnlacesCastillo Parador de SigüenzaCastillo en WikipediaTorre del homenaje 1929Excursion a SigüenzaUn sueño medievalFin de semanaDoña Blanca de BorbónwikipediaRevista contemporánea – 14 agosto 1881La web de biografiasRevista La Puerta del SolUna reina desdichadaPeriodico Flores y abejas: 7 agosto 1985La actual celda del Parador no es autenticaDon Bernardo de AgenWikipediaEscritos de Antonio Herrera CasadoVisperas de Siempre, novela histórica de Francisco VaquerizoEnlacesDocumentacionFelipe Alonso. Leyendas de Paradores. 2011Presentacion del libro de Felipe AlonsoFolleto de Paradores de TurismoHistorias de fantasmasBlog de DamadenegroLa bitacora del mideoVoces del otro ladoLugares malditosRevista AvalonOpinion TrypAdvisor.esOpinion ciao.es
icon-car.pngFullscreen-Logo
SIGÜENZA (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

SIGÜENZA (GU) 41.064291, -2.641214 SigüenzaEL FANTASMA DEL CASTILLO DEL PARADOR DE SIGÜENZAFenómenos extraños que ocurren en el Parador Nacional de Sigüenza se atribuyen al fantasma de doña Blanca

LOS TAMBORES FANTASMALES DE JADRAQUE

(años 1980)

Una nueva leyenda urbana ubicada en Jadraque, referente a estruendos de tambores que amedrentaban a los vecinos


Una de las historias mas curiosas que me han llegado con el boca a boca fue la acontecida en el pueblo de Jadraque. Por supuesto, al tratarse de un relato escuchado por terceras personas, siempre nos quedará la duda de su veracidad y de lo que realmente sucedió.

En los años 80, ante la proximidad de la Semana Santa, la banda de música del pueblo se disponia a practicar para su salida en las procesiones. Ese año tuvieron que cambiar el lugar en donde ensayaban habitualmente. Pero aconteció que no puedieron trabajar como deseaban, ya que el miedo les invadía el cuerpo al escucharse en la sala unos estruendos producidos por unos tambores fantasmas. 

No en una, sino en varias ocasiones tuvieron ocasión de escuchar estos tambores de otro mundo, como si quisieran unirse a la banda de música. 

El Ayuntamiento no tuvo más remedio que ofrecer otro local para sus ensayos debido a la negativa de los músicos a tocar en ese lugar.



linksSemana SantaAyuntamiento de JadraqueAsociacion Musical jadraqueña
icon-car.pngFullscreen-Logo
JADRAQUE (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

JADRAQUE (GU) 40.928040, -2.923737 Jadraque(años 80)LOS TAMBORES FANTASMALES DE JADRAQUEUna nueva leyenda urbana ubicada en Jadraque, referente a estruendos de tambores que amedrentaban a los vecinos.

INICIOS DEL SIGLO XX: FANTASMAS EN GUADALAJARA

Los fantasmas siempre han sido una fuente de noticias muy socorridas y utilizadas desde un punto de vista cómico, para describir el miedo de la gente ante el más allá y lo desconocido.


Gracias a las hemerotecas digitalizadas de la prensa de la provincia, disponibles en internet, podemos consultar todo tipo de noticias recogidas a lo largo de los años. 
Si analizamos aquellas noticias referentes a apariciones de fantasmas en la capital, veremos que se trata de un tema recurrente, surgen de forma ciclica ya que los fantasmas se encuentran dentro de las creencias populares, y por ello existe un poso cultural que hace que aparezcan los fantasmas a lo largo del tiempo. Y a su vez, era una noticia que servia para que la prensa local se enfrentara para conseguir el mayor numero de lectores. 

Año de 1905.
La crónica, del 14 de enero: Un breve comentario en verso se mofa de que un fantasma atemoriza a los vecinos de Marchamalo. Incluso lo describen como una joven y bella mujer. 

Año de 1906:
La Crónica del 18 de enero: Los vecinos de los barrios de San Antonio y de la Antigua estaban alarmados ante la aparición estas noches pasadas, de dos fantasmas vestidos de blanco, y con luces en la cintura. 
Flores y Abejas del 21 y 28 de enero: Se burla del suceso diciendo que se trata de un pobre desgraciado que, debido a la carestia de la vida, no tiene mas que un calzoncillo para vestirse. 

Año de 1916:
La Palanca del 1 de agosto: En un articulo titulado «El fantasma del Arrabal» recoge con todo tipo de detalles el fantasma que ha sido visto por los vecinos del Arrabal del Agua, Puerta de Bejanque y de San Roque. Vestia de blanco,y con una túnica negra que arrastraba a su paso, y unos enormes ojos de donde salia fuego, rehuyendo a la gente. 
La Cronica y La Unión, del 5 de agosto: Recogen la noticia de que vecinos de San Roque han visto un fantasma.
Flores y Abejas del 6 de agosto: Con «Entrevista con el fantasma», el periodico se apunta un tanto frente a sus competidores, al encontrar al individuo que era confundido con un fantasma. Se trataba de un humilde padre de familia que habia empeñado su ropa y enseres para poder comer, esperando a cobrar su sueldo. Y comenta que como la vida sigua igual, Guadalajara se va a llenar de fantasmas. 

Año de 1918.
La Palanca, del 23, 30 de Abril, y 11 de Junio: De forma novelada, y dividido en tres capitulos, narra en «El fantasma negro», una historia de un fantasma que estaba siendo visto en la capital. Primero narra una tertulia mantenida entre vecinos del Alamín, donde cuentan lo que vieron: una gran sombra negra, alta, que avanza muy lentamente, y que desaparece en una especie de humo, con olor a azufre, ascendiendo hacia el cielo emitiendo un silbido muy largo. 
La historia continua con una cita que le propone el fantasma al periodista. Tras una persecucion, logra encontrarle, resultando ser un conocido personaje, Comerón, un enfermo mental con familia que vivia casi en la indigencia. Al final, escapa cuando el fantasma queria estrangularle. 
En este relato novelado, creo que hay dos aspectos a descatar: El primero, la descripcion peculiar que se hace de un fantasma negro que asciende al cielo entre un ruido de silbido, y que debia estar circulando de boca en boca en aquellos años. El segundo, explicar los sucesos diciendo que el fantasma se trataba de un personaje marginal entre los vecinos como era Comerón. 
Manuel Comerón era un militar del Parque de Aerostación, que, en un ataque de ira por el acoso de sus superiores, se puso a disparar a sus compañeros con una carabina. En 1909 fue condenado en un consejo de guerra celebrado en la Academia de Ingenieros de Guadalajara, donde la acusación pretendia la pena de muerte o la cadena militar perpetua. Al final, llegó el indulto para Comerón por enfermedad mental. El suceso fue seguido ampliamente por toda la prensa local. 
No se consiguió su internamiento en un manicomio, con lo que estuvo deambulando por la zona, y encerrado en la carcel durante años hasta su muerte en 1919, en lugar de ser tratado en un sanatorio mental. 

Año de 1923:
Flores y Abejas del 4 y 11 de febrero: Una noticia en verso se mofa de la aparición de «la fantasma», un fantasma envuelto en una sábana, diciendo que se trata de una moza que se escapa de su casa a escondida, tapada con una sabana, para irse de fiesta con su novio.
La palanca, del 14 de febrero: Tambien en tono de burla, comenta que «la fantasma del puchero» ha sido vista por vecinos de la estación, por la huerta de la Academia de Ingenieros y rondando por los alrededores del cementerio, envuelto en una colcha y con una luces que debian de ser de acetileno dentro de un puchero. 

icon-car.pngFullscreen-Logo
GUADALAJARA (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

GUADALAJARA (GU) 40.642094, -3.172302 Guadalajara (inicios del siglo XX)INICIOS DEL SIGLO XX: FANTASMAS EN GUADALAJARALos fantasmas siempre han sido una fuente de noticias muy socorridas y utilizadas desde un punto de vista cómico, para describir el miedo de la gente ante el más allá y lo desconocido.

EL DUENDE MARTINICO DE MONDEJAR

(1790)

En el siglo XVIII, la inquisición investigó un caso de un duente que se aparecía a una niña en Mondejar, mientras trabajaba como sirvienta en el Palacio de la Villa.


Manuel Berrocal, en su libro «los duendes españoles en las leyendas populares», editado en 2007, recoge unos extraños sucesos ocurridos en Mondejar, e investigados en su momento por la inquisición. El periódico «Guadalajara 2000» del 19 de junio de 1987 tambien recopila este suceso. 
Entre los papeles de la Inquisición de Toledo se encuentra la historia de la chica Maria Medel, que estando al servicio de la señora Maria Teresa Murillo, fue denunciado por ésta al conocer sus contactos con duendes cuando tenia 18 años y trabajaba sirviendo en el Palacio de los Marqueses de Mendoza, en el pueblo de Mondejar, en el año de 1760. 
En el Palacio de la Villa trabajaban muchas jovenes criadas como Maria, en las labores de la casa , pero la mayoria de las habitaciones estaban desocupadas, y alli era donde se escuchaban de forma habitual ruidos extraños, golpes y algunos lamentos. 
Maria y un grupo de quince amigos comenzaron a acudir alli intrigados por lo que pasaba buscando aventuras. A los pocos dias sufrieron un susto de muerte, con sonidos extraños y objetos levitando, con la aparición de un espiritu, un niño muy feo entre 10 y 12 años, conuna vestimenta similar a la usada por los monjes capuchinos. Se les presentó como «el duende martinico». No parecia peligroso, y poco a poco se les fue apareciendo con asiduidad. El duende estableció una relación sobre todo con Maria. Incluso jugaba con ella apareciendose entre los rayos de sol de los ventanales, con algunos objetos revoloteando alrededor. En algunas ocasiones abria armarios y arcones sacando la ropa, que era repartida entre los vecinos mas necesitados. 
Una vez, el duende martinico se transformó en una serpiente para demostrar su poder. En otra ocasión, llegó a ofrecer a Maria riquezas incalculables, con la condición de que renegara de Cristo y de la Virgen. Asustada, no lo aceptó, y cesaron las aparicones desde entonces. 
Lo ocurrido se propagó de boca en boca por toda la region. Cuando intervino la Inquisión, no pudo negar lo que los chicos decian, y no dio importancia a la denuncia ni a lo sucedido. 
Del Palacio de los Marqueses de Mendoza. Hoy no quedan nada más que mínimos restos, entre otras cosas porque nunca se llegó a concluir. Se encuentra detrás de La Iglesia. Hace unos años se derribó todo menos un arco. 



linksDuendes castellanosDuende MartinicoEl Duende Martinico de Mondejar.Jose Ramon Lopez de los Mozos. Revista de Folklore. numero 200. paginas 71-72Los dueños de la casa. Por Julio AlvarezHistoriaHistoria de MondejarWeb de Pedro Lopez DieguezPalacio marquesal de los Mendoza, en MondejarPalacio. Web del Ayto de MondejarComo fueron sus jardinesSu jardin manieristaLibro Patrimonio desaparecido en Guadalajara. Jose Luis Garcia de Paz
icon-car.pngFullscreen-Logo
MONDEJAR (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

MONDEJAR (GU) 40.326385, -3.104689 Mondejar (1790)EL DUENDE MARTINICO DE MONDEJAREn el siglo XVIII, la inquisición investigó un caso de un duente que se aparecía a una niña en Mondejar, mientras trabajaba como sirvienta en el Palacio de la Villa.

MUSICA DEL MAS ALLA EN EL MONASTERIO DE LUPIANA

(28 de agosto de 1630)

En el siglo XVII, los monjes jerónimos del monasterio de San Bartolomé de Lupiana escucharon una misteriosa musica que identificaron como el de un coro de ángeles.


La Orden de San Jerónimo (Latín: Ordo Sancti Hieronymi, sigla O.S.H.) es una orden religiosa católica de clausura monástica y de orientación puramente contemplativa que surgió en el siglo XIV. Siguiendo las enseñanzas de San Jerónimo, un grupo de ermitaños castellanos encabezados por Pedro Fernández Pecha y Fernando Yáñez Figueroa decidieron entregarse a una vida cenobítica creando la orden de San Jerónimo, sujeta a la regla de regla de san Agustín. Dicha orden fue aprobada en el año 1373 por el papa Gregorio XI que entonces residía en Aviñón durante esos momentos históricos. 

El Monasterio de San Bartolomé de Lupiana fue donde nació el germen de la Orden de San Jerónimo para luego difundirse por toda España y Portugal. Su construcción como monasterio propiamente dicho comenzó en el año 1474 sobre una ermita ya existente dedicada a San Bartolomé, que databa de 1330. 

La Orden de San Jerónimo prescribe una vida religiosa de soledad y de silencio, en asidua oración y fortaleza en la penitencia, y trata de llevar a sus monjes y monjas a la unión mística con Dios, consideran que cuanto más intensa sea esta unión, por su propia donación en la vida monástica, mucho más espléndida se convierte la vida de la Iglesia y con más fuerza su apostolado. 

Tomando las bases de la regla de San Agustin, una de las caracteristicas diferenciadoras de esta orden frente a otras, es su dedicación a la música, en concreto a los cantos del coro. El coro y la oración contemplativa eran su base fundamental al cabo del dia, quizá de una forma demasiado absorvente y por ello han sido criticados con frecuencia. 

Y recordemos la tradición iconográfica cristiana presentando a los ángeles como músicos litúrgicos, basándose en la idea de que los ángeles están celebrando en cielo una liturgia perpetua, a la que se uniría en la tierra la misa de la Iglesia. La orden de los Jerónimos fue una gran propagadora de la idea de los ángeles músicos y cantores en los coros durante la liturgia. La iglesia militante en la tierra no es sino una antesala de la iglesia triunfante, en la que los ángeles se pasan la vida cantando alabanzas a Dios. 

En el libro Primera parte de la Historia de la Orden de San Jerónimo, escrito por Fray Francisco de los Santos en 1680, en su seccion libro segundo, capitulo XIII, titulado Oyense músicas de Angeles en el Real Monasterio de San Bartolomé, y vense otros admirables sucesos, se recogen una serie de fenómenos curiosos y anómalos ocurridos el 28 de agosto de 1630, en el monastero de San Bartolomé de Lupiana, y que fueron conocidos como milagro del canto de los ángeles en el coro

Ese día era la celebración de San Agustín, cuya Regla era la base de la Orden de los Jerónimos, a la tarde, se ofreció salir la Comunidad de San Bartolomé en Procesión, con velas encendidasen las manos, rezando salmos y Divinas alabanzas, para acompañar el Viático para un enfermo muy querido por los frailes, Melchol de Pastrana, al que el medico no lograba sanar y le consideraba en peligro de muerte. 

Caminaron desde la Iglesia hasta la Enfermería de los Criados, que estaba algo apartada de el Convento, y alli recibió el enfermo el Viático con devoción y fervor cristiano. 

Al volver la Comunidad en Procesión hacia la Iglesia, rezando con la misma pausa y gravedad que antes, se levantó un viento, que apagó las velas, quedando solo una luz, que fue la que llevaba el General, el padre Fray Francisco de Cuenca. 

En ese momento se oyeron músicas suavísimas que duraron hasta acabar la procesión, escuchadas por los Religiosos y los Seglares, que acompañaban al Santísimo Sacramento, con tan excelente armonía, que los puso a todos en admiración y curiosidad. 

Al principio pensaron que era la Música de los Cantores del Convento; pero es que todos iban en la Procesión rezando con los demás conforme al estilo, y que los niños de la Hospedería, que suelen ayudar a la Capilla, estaban también allí, 

Se desengañaron de esta idea; cuando advirtieron la gran diferencia de aquella Música, a que ninguna de la tierra era comparable en el concento, en el sonido, en el Arte. Lo dulcísimo de las voces, y ecos, junto con suspender, y arrebatar las Almas; las llenaba de celestiales alegrías; y mirándose unos a otros, no sabían qué decirse. 

Estaban todos autivos de aquella suavidad, que ocupaba sus corazones, Y gozaban en ellos unos efectos de gloria. Levantaban la vista al Cielo, y con ella la atención, y el oído; y aunque no percibían lo que cantaban, ni en qué Idioma, percibían lo Divino de las cláusulas por todas partes, como en diversos Coros repartidos por el aire, que se juntaban en gustosísimas consonancias, oídas como de lexos. 

Pensaron que no podía ser de la tierra aquella melodía, sino de el cielo; lo uno por la altura en que se oían las voces; lo otro, por lo nuevo y raro de la armonía; también, por el efecto tan grande que causaban en lo ánimos; y últimamente, porque en aquel Desierto y soledad, y en aquella hora, no hallaban de dónde podía provenir, y gozábanse en la idea de que eran los Angeles los que cantaban Divinas alabanzas al Señor., 

Cuando llegó la Procesión a la Iglesia, y cantado el Tantum ergo, pusieron al Señor en la Custodia; cesó la armonía que los había tenido tan suspensos , y comentando unos con otros este suceso, todos agradecian el favor de haber oído esta Música, y gozado de las Angélicas consonancias, con un gran alborozo por haber participado esta dicha, de contento no les cabía el corazón en el pecho, y derramaban lágrimas de alegria. 

Los entendidos en el Arte de el cantar no sabían cómo ponderar la destreza, y gala de los que habían oído, en la dulzura, en los pasos; y el Maestro de Capilla decía mucho de la hermosa composición, unión, y correspondencia de los Coros; admirando unos, y otros como inimitable en lo humano, así el porte de las voces, y el metal, como la compostura de los Cánticos. 

Los demás Religiosos, y Seglares que allí se hallaron, significaban su sentir las veces que hablaban de este suceso, no exagerando la calidad de esta Música, sino encogiéndose de hombros, y dándose por vencidos para saber referir, y exagerar. 

Hasta los niños de la Hospedería, con sinceridad de tales, publicaban con bien notable alegría, que habían oído cantar a los Angeles; y siendo ellos, según la pureza, y candidez de su estado, confirmaban la verdad de este suceso. 

A su vez, como añadido al prodigio de la musica celestial, añadiremos que el enfermo al que se le llevó el Viático sanó compeltamente, y además le desapareció la tartamudez que tenía. 

Dieron muchas gracias a Dios por lo acontecido; desearon se extendiese a todos la noticia de caso tan milagroso, y así se hizo. Se hicieron dos investigaciones juridicas. 

Una por un Notario Apostólico, a quien el General , el padre Fray Francisco de Cuenca, autorizó para que tomase juramento a los Religiosos; y fue él el primero que dijo, y dio principio a las pruebas de el milagro. Luego interrogó a los demás testigos, tanto Religiosos como Seglares, que fueron muchos. 

La otra se hizo después por orden del Eminentísimo Señor Cardenal Don Antonio Zapata, Inquisidor General en estos Reinos, y Gobernador de el Arzobispado de Toledo. En aquella epoca, la orden Jerónima habia estado en entredicho, ya que habian detectado muchos casos de criptojudaismo en el seno de la orden. Sin embargo, tras haber estudiado con detenimiento los informes y las censuras de las personas doctas, y Calificadores de la Santa y General Inquisición, aprobó, y declaró este caso por milagroso, por haberse oído la dicha Música, cosa tan rara y fuera del curso ordinario, superior a la virtud de las causas naturales.

Nos han llegado los testimonios de algunos protagonistas que fueron interrogados en estas investigaciones.

  • Alonso de Alcázar. Bajonista. Era natural de Alcázar de Consuegra (¿Ciudad Real?). Tocó el bajón en sus primeros años de monje, tarea que debió de abandonar más tarde. Declaró a propósito del milagro del canto de los ángeles en el coro en 1630: «Le pareció q[ue] vn contrabajo auía entrado en fuga con las demás voces con tanta consonançia q[ue] le hiço reparar con mucho cuydado q[ué] podía ser». Dice también que los niños de la hospedería se extrañaron «cómo no auían llamado a dos dellos q[ue] son cantores y se suelen juntar con los religiosos».
  • Blas Carrillo. Nació en Viruega (¿Brihuega?, Guadalajara). Cantor. No entró como monje cantor, desarrolló una importante carrera intelectual y ocupó puestos de poder relevantes, pero «aiudaba a la capilla porque tenía exçelente voz y sabía de música lo bastante para lucir». Fue prior en Nuestra Señora de La Sisla de Toledo, San Jerónimo de Jesús de Ávila y San Jerónimo de Montamarta de Zamora, por lo que vivió mucho tiempo fuera de Lupiana. Fue uno de los monjes que declaró en el proceso sobre el canto de los ángeles en el coro en 1630: «oyeron una música a manera de canto de órgano».
  • Alonso de Loranca, (Alonso Sánchez del Pozo) Tenor, corrector del canto y organista. Nació en Loranca de Tajuña (Guadalajara). Cuenta fray Alonso de la Trinidad, con cierta gracia, que «a ssido muy diestro cantor de voz muy buena, sonora y abultada, y aunque no a llegado en el órgano al primor destreça y gala que otros a ¿tocado? más que ninguno porque siempre a suplido las ausencias de todos». Fue uno de los monjes que escuchó cantar a los ángeles en el milagro de 1630 y declaró lo siguiente: «oyó música y parecióle q[ue] era en la yglesia y q[ue] quiçá por ser día tan principal se cantaba el Tantum ergo a canto de órgano aunque nunca lo ha visto hacer assí».
  • Benito de Navarra, (Benito Martínez de Artieda). Maestro de capilla. Nació en Falces (Navarra). Por la documentación conocida se deduce que fue el maestro de capilla más importante de la historia de San Bartolomé de Lupiana, una figura clave en el momento de mayor esplendor musical del monasterio. Llegó a San Bartolomé tras una amplia formación musical, pues estudió en la catedral de Palencia con Cristóbal de Isla (maestro de capilla de 1616 a 1651), en la de Burgos con Bernardo Jalón (ocupó el magisterio entre 1623 y 1634) y en la Capilla Real con Mateo Romero, el maestro Capitán (maestro entre 1598 y 1634), «los tres maiores [maestros] que se an conocido en n[uest]ros siglos». Tomó el hábito cuando ya era maestro de capilla, pues así se le llama siendo todavía novicio. Su primera composición en el monasterio fue para celebrar la fiesta de agradecimiento por el milagro del canto de los ángeles en el coro en el año 1630. De hecho, fray Benito fue uno de los deponentes en la declaración sobre tal milagro, con una información de mayor contenido musical: «oyó este testigo por dos veçes unas voces como final de canto de órgano de consonancia perfecta y particularmente distinguió vn contralto y un tiple q[ue] a su parecer fueron los que se quedaron los postreros».
  • Bernardino de Quer, (Bernardino Coronado). Cantor. Natural de Quer (Guadalajara). Su voz, según fray Alonso de la Trinidad, era «famosa y la garganta argentada». Fue uno delos que escuchó cantar a los ángeles en 1630.
  • Bartolomé de San Juan: «Oyó destintamente unas voces como final de cláusula de canto de órgano q[ue] acababan en consonancia».
  • Juan de Medina: «Oyó este testigo vna música muy suaue a manera de los ecos q[ue] hacen los cantores desta s[an]ta casa quando cantan la Salue y no distinguió más sino pensó q[ue] realmente cantaban en el órgano de arriba».
  • Mateo Sáncjez:, donado: «Alzó los ojos hazia las vouedillas a ber se cantaban allí el Tantum ergo a canto de órgano».
  • Andrés Alonso, seglar: «Le pareçió que eran chirimías y voces todo junto conmucha consonançia».
  • Bernardino de Aybar, parece que niño de la hospedería que cantaba de tiple en la capilla.

Para recordar lo acontencido, pintaron un cuadro, que colocaron en la Bóbeda del Coro, donde se ve la procesión que se hizo al llevar el Viático al Donado, y en lo alto multitud de bellísimos Angeles, repartidos en diversos Coros, que pueblan el aire, que llenaron de sus Celestiales ecos; los cuales se oyeron allí también: y le quisieron pintar allí, para tener de día, y de noche aquel acuerdo, que mueve a devoción, y a perpetuo agradecimiento. 

Con el paso de los siglos, la orden de los Jeronimos y el monasterio de San Bartolome de Lupiana, sufrieron los avatares de la historia. 

En septiembre de 1835, en España se decretó la extinción de las ordenes religiosas, con lo que los monjes tuvieron que abandonar sus monasterios a la fuerza, quedando el de San Bartolomé a su suerte. 

Pasados los años, con la Desamortización, pasaron todos los bienes de los Jerónimos a ser propiedad de los señores de Jaramillo, primer marques de Barzanalla. Desde entonces el edificio estuvo destinado a pajar y garaje de carruajes. Desaparecieron los tarros y demas utensilios de su famosa botica, algunos fueron inicialmente a la farmacia de Lupiana. Otros restos se reciclaron a Lupiana u Horche. 

Ya en 1895 hubo una reapertura del templo y acondicionamiento del monasterio. Todas las pinturas y frescos se han perdido. Hubo que derruir gran parte de la estructura. 
En 1920-1930 se hundió totalmente la techumbre de la iglesia, que ofrecía un impresionante conjunto de pinturas al fresco hechas por los pintores italianos que Felipe II trajo para trabajar en El Escorial (Cincinato, Frescobaldi, Zúcaro, etc.) 

Hoy en dia solo nos ha llegado una pequeña parte de lo que fue. Se emplea como lugar de celebraciones de bodas.



EnlacesMonasterio de LupianaMonasterio de San BartolomeLista roja del patrimonioOrden de San JeronimoFotografiasHistoria de la Orden de San Jerónimocapitulo XIII:Oyense músicas de Angeles en el Real Monasterio de San Bartolomé, y vense otros admirables sucesosFrancisco de los SantosF. Javier Campos y Fernández de Sevilla: Estudio preliminar Cuarta Parte de la Historia de la Orden de San Jerónimo. (2008)Orden de San AgustinEnlacesFuentes documentalesJosé Sierra: «Dos documentos sobre la intervención de un coro de ángeles en el monasterio jerónimo de San Bartolomé de Lupiana (Guadalajara). Revista del Real Conservatorio Superior de Música, numero 1(1994)Los cargos musicales y las capillas de musica en los monasterios de la orden de San Jeronimo. Alfredo de Vicente. Universidad Complutense de Madrid.(2010)Glosario Alcarreño:Milagro en los Jeronimos. Antonio Herrera Casado. Periodico Nueva Alcarria. 17 febrero 1973Jose Ramon Lopez de los Mozos. Datos Curiosos para la historia de Lupiana. Revista Wad-al-hayara numero 1
icon-car.pngFullscreen-Logo
LUPIANA (GU)

cargando mapa - por favor, espere...

LUPIANA (GU) 40.601898, -3.053405 Lupiana (28 de agosto de 1630)MUSICA DEL MAS ALLA EN EL MONASTERIO DE LUPIANAEn el siglo XVII, los monjes jerónimos del monasterio de San Bartolomé de Lupiana escucharon una misteriosa musica que identificaron como el de un coro de ángeles